ADORACIÓN REAL, PERPETUA  Y UNIVERSAL AL SANTíSIMO SACRAMENTO (ARPU) 

 

El día 15 de febrero de 2022 a las 17:30 h., se reúne el Consejo Diocesano de la ARPU de Burgos con un solo punto en el orden del día: Dar respuesta a las preguntas (que se nos plantean para participar en la fase diocesana como Movimiento Eucarístico) del Sínodo de los Obispos: Planteamiento del trabajo de escucha y consulta en la fase diocesana del Sínodo  (noviembre 2021-febrero 2022). Propuesta a la Delegación diocesana de Apostolado Seglar www.archiburgos.es/sinodo sinodo@archiburgos.es

Comenzamos con una oración al Santísimo y durante la reunión invocamos al Espíritu Santo con la oración que se nos había facilitado (Adsumus, Sancte Spiritus)

Previamente hemos meditado las preguntas de forma individual y en esta reunión se ha hecho una puesta en común.

Ponemos de manifiesto la complejidad que supone, para la mayor parte de los presentes, dar respuesta a las preguntas porque las consideramos muy abiertas, aun así, tratamos de contestar:

Preguntas centrales

Lo que en el Documento preparatorio del Sínodo se llama “la pregunta fundamental”, lo que todos de algún modo deberíamos responder, lo formulamos así:

1. En una Iglesia sinodal, que anuncia el Evangelio, todos “caminan juntos”. Vamos a preguntarnos, mirando al momento presente, por las experiencias que tenemos en este sentido. Vamos a compartir qué alegrías nos provocan, qué dificultades y obstáculos encontramos, qué heridas se provocan, qué intuiciones se están suscitando… Y respondemos a esta pregunta: ¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en nuestra Iglesia de Burgos?

En la Adoración Real, Perpetua y Universal al Santísimo Sacramento (ARPU) “el caminar juntos” se realiza con mucha dificultad y muy pobremente. 

Por parte del clero, nos encontramos con una barrera infranqueable, pues no nos sentimos apoyados en el carisma de la ARPU, notamos como -una parte del clero- se desentiende de lo que es la Adoración al Santísimo (Jesus en el Sagrario) y en cambio sí vemos como favorecen otros movimientos y grupos parroquiales. Vemos también como –en una parte del clero-, una vocación cada día más extendida, donde la Iglesia-clero se convierte en una ONG (labores sociales) otorgando un segundo lugar a la fe y a los valores morales.

Sería conveniente que los sacerdotes dedicaran parte de su tiempo a hablar a los feligreses de Jesús Sacramentado, explicar el significado de la Consagración, la visita al Sagrario (respeto, genuflexión, oración… ) y la Adoración al Santísimo Sacramento. También podrían durante la homilía dar algunas pinceladas sobre este tema tan importante. Así mismo, podrían aprovechar las labores sociales -antes indicadas- para anunciar a Jesucristo y al Evangelio. 

Y por parte del seglar, vemos como el ciudadano se resiste a asumir el compromiso y carisma de la ARPU, en beneficio de otras ofertas y ocupaciones sociales.

 2. Y ahora, mirando al futuro, reflexionamos y compartimos: ¿dónde resuena la voz del Espíritu en estas experiencias? ¿Qué nos está pidiendo esa voz? ¿Cuáles son los puntos que han de ser confirmados, las perspectivas de cambios y los pasos que hay que dar? Y respondemos a esta pregunta: ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos”?

Los adoradores de la ARPU, intentamos hacer apostolado y transmitir el carisma de la ARPU con mucho empeño, celo y tesón:

A través del “boca a boca” y del testimonio personal.

Promoviendo encuentros a solas con el Señor. (Visita al Sagrario).

Mediante el acogimiento en nuestro movimiento a toda persona que creemos puede ayudarle a encontrar el camino, la confianza y fe en Dios Nuestro Señor.

A través de nuestras publicaciones mensuales por correo electrónico a socios y simpatizantes.

Por la participación en las reuniones de formación y en las celebraciones de adoración eucarísticas mensuales.

Por nuestra presencia en fiestas importantes como el Corpus Christi, Jueves Santo y fiesta de la Patrona de la ARPU.

Por medio de la publicación de nuestro calendario de actividades anual y a través de nuestra pág. web www.arpu.es

Preguntas específicas para los movimientos.

Hay algunas otras cuestiones, más específicas vuestras, que también nos gustaría que pudierais tratar y responder

3. ¿Cómo son escuchados los laicos?

Por parte del clero -una parte del clero-, los laicos de la ARPU somos escuchados muy pobremente, no nos sentimos respaldados y la escucha es casi nula. Desde este movimiento de la ARPU, en Abril de 2017 y en agosto de 2019 enviamos a través de correo electrónico nuestra solicitud de ayuda y apoyo a los Vicarios Generales de todas las diócesis de España, con el objetivo de promover la adoración al Santísimo Sacramento. Solamente obtuvimos algunas -muy pocas- respuestas, siendo sus respuestas de cortesía y sin apoyo efectivo.

4.Cómo promovemos la colaboración con y entre las asociaciones y movimientos laicales?

Los adoradores de la ARPU ven a asociaciones y movimientos laicales colaboradores en la propagación del Amor de Dios. Respetamos a todos los movimientos y estamos abiertos a toda colaboración porque todos los movimientos y asociaciones tenemos el mismo fin: “Oración y Adoración al Señor”, pero con diferente carisma, por lo que entendemos que la participación de todos los movimientos y asociaciones laicales enriquecen la vida de las personas.